Red latinoamericana de coaching para venezolanos.

Coaches de América Latina llevan adelante la iniciativa “Personas para Personas” en la que brindan apoyo y contención a sus pares venezolanos en momentos de profunda conmoción política, social y económica en el país.

Porque… a veces, la solidaridad y la compasión también se riegan como pólvora. Porque… en medio del sufrimiento, también brota lo más humano, lo más sublime. ¿Quién dijo que todo está perdido? Unos 286 coaches de América Latina ofrecen algo más que “su corazón” para gestionar, semanal y religiosamente, atención en redes a sus pares venezolanos que atraviesan, como todo el país, una hora menguada, explicó la coach venezolana Ilse Gómez al portal de noticias argentino Presscoaching.com.

Se trata de una iniciativa regional, añade la entrevistada, denominada “Personas para Personas” que brinda sesiones de coaching, a través de la interacción en tiempo real, vía redes, a los coaches venezolanos en medio de la profunda conmoción que afronta el país, especialmente desde mayo pasado cuando estalló uno de los períodos de violencia política más virulentos y extremos, en medio de la peor recesión económica registrada en la historia reciente.

A pesar de que Venezuela ya había vivido otros períodos de altísima conflictividad y confrontación extrema, la crisis surgida a partir de abril y mayo último comenzó a sobrepasar cualquier “escala emocional”, colectiva e individualmente, afirma.

La angustia, el desasosiego, el miedo, la incertidumbre, la irracionalidad, la ira, la frustración comenzaron a desbordarse peligrosamente, como nunca antes. Se acentuó un éxodo masivo e inusual de venezolanos, mientras algunos sectores de la población han visto afectado seriamente su equilibrio emocional y su bienestar.

– Y como los coaches somos humanos, –aseguró– decidí pedir ayuda personal a Lilian Maitino, vicepresidenta de la Federación Internacional de Coaching Ontológico Profesional (Fico) y directora del Colegio de Coach de Argentina. La idea era que me ayudase a sobrellevar la situación, incluso para poder seguir prestando mis servicios de coaching al sector empresarial en el que trabajo, admitió Gómez, directora de la firma Murá con sede en Caracas.

– Así se fue gestando –prosigue– la iniciativa “Personas para personas”, en la que ya se han sumado coaches de Perú, Ecuador, Colombia, México, Chile y Argentina, principalmente, brindando sus servicios de contención, escucha y sostén a sus colegas venezolanos quienes, paralelamente, hacen el mismo trabajo con ciudadanos del país, cada vez más angustiados, ansiosos, atemorizados.

– Los coaches, como dice Lilian, deben ser “bahías donde uno pueda llegar con serenidad”. A partir de esto, la atención en redes que nos brindan es un refugio que nos permite recuperar la esperanza, la confianza en que vamos a estar en mejor, sostiene.

– Para mi el coaching –agrega la entrevistada- es un territorio de aprendizaje, que supone poder mirar con una perspectiva compasiva, amplia, la historia que el otro viene construyendo en su modo de sentir, pensar, actuar … El coach observa, escucha, pregunta, comparte impresiones que ayudan al otro a mirar, desde otro lugar lo que acontece, especialmente, dentro de sí mismo.

Sin embargo, resalta, la ayuda sólo es posible si se hace desde el altruismo más puro, desde el “servicio al otro”. De allí que el apoyo a los venezolanos está obligado a desprenderse de ideologías, juicios y prejuicios políticos, de la “toma de posiciones”, que lejos de contribuir a aliviar una situación de vida, puede conducir a más polarización, confusión, exaltación de pasiones extremas, desesperación, frustraciones, etc.

Personas para Personas,  narra la coach, tiene su antecedente en el terremoto de Chile, en el 2010, en el que murieron al menos 800 personas según cifras oficiales. El sismo movilizó a la comunidad internacional de coaches que, rápida y solidariamente se mostró dispuesto a socorrer a las víctimas, coaches y a la población chilena, en general.

El apoyo, la fraternidad mostrada entonces inyectó nuevos bríos al movimiento de coaching en América Latina. Para el 2014, las puertas, entonces,  estaban abiertas para que la Federación Internacional de Coaching Profesional  ofreciera su ayuda a Venezuela en medio de otro estallido de violencia y crispación política y social en este país.

Finalmente, Gómez explicó que trabajar en “Personas para Personas requiere un breve proceso formativo práctico que ayude a entender al coaching como herramienta en situaciones de alta complejidad y conflictividad humana, en términos colectivos, sociales lo que implican el manejo de estrategias especiales.

De forma espontánea, se han ido sumando a esta iniciativa profesionales, organizaciones y escuelas, que en diferentes roles, coordinan, acompañan, sostienen y generan esta red, apunta el portal presscoaching.com.

Daniel Enfelbaum, fundador de ALAS y su directora de Venezuela, Katiuska Echenagucia; la escuela Newfield Network y su directora del Caribe, Carolina Guevara; la escuela Moviendo Futuro y su directora Monica Fronti. Sandra Rozo, de Coaches sin Fronteras, el Colegio de Coaching Argentino y su fundadora Lilian Maitino, así como presscoaching.com y la emisora argentina Radio Sentidos.

Aquí puedes ver la entrevista completa, realizada a Ilse Gómez: http://www.presscoaching.com/2017/08/09/crece-la-red-de-profesionales-que-asiste-a-venezuela/